lunes, 1 de diciembre de 2014

La potestad de superiores y capítulos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En el canon 596 se define esta potestad de los superiores y de los capítulos religiosos.

Superior religioso en el Derecho canonico

- Potestad de los superiores y capítulos religiosos


Se establece que:

"§ 1. Los Superiores y capítulos de los institutos tienen sobre los miembros la potestad determinada por el derecho universal y las constituciones.

§ 2. En los institutos religiosos clericales de derecho pontificio tienen además potestad eclesiástica de régimen, tanto para el fuero externo como para el interno.

§ 3. A la potestad de la que se trata en el § 1 se aplican las prescripciones de los cc. 131, 133 y 137-144. Por lo tanto se van a establecer dos tipos de potestades, aquella que se denomina como potestad religiosa o asociativa, y por otro lado la potestad de jurisdicción. A la potestad de jurisdicción solo van a poder acceder los superiores y capítulos de los institutos de derecho pontificio.".

Hay que atender a los cánones que establece el apartado 3 que van aplicarse a esta potestad:

- Potestad de régimen ordinaria


El canon 131 habla sobre la potestad de régimen ordinaria, estableciendo que:

"§ 1. La potestad de régimen ordinaria es la que va aneja de propio derecho a un oficio; es delegada la que se concede a una persona por si misma, y no en razón de su oficio.

§ 2. La potestad de régimen ordinaria puede ser propia o vicaria.

§ 3. La carga de probar la delegación recae sobre quien afirma ser delegado.".

- Potestad ejecutiva ordinaria


Por otro lado el canon 137 regula todo lo relativo a la potestad ejecutiva ordinaria estableciendo que:

"§ 1. La potestad ejecutiva ordinaria puede delegarse tanto para un acto como para la generalidad de los casos, a no ser que en el derecho se disponga expresamente otra cosa.

§ 2. La potestad ejecutiva delegada por la Sede Apostólica puede subdelegarse, tanto para un acto como para la generalidad de los casos, a no ser que se haya atendido a las cualidades personales, o se hubiera prohibido expresamente la subdelegación.

§ 3. La potestad ejecutiva delegada por otra autoridad con potestad ordinaria que fue delegada para todos los asuntos, sólo puede subdelegarse para cada caso; pero si fue delegada para un acto o actos determinados, no puede subdelegarse sin concesión expresa del delegante.

§ 4. Ninguna potestad subdelegada puede subdelegarse de nuevo, a no ser que lo hubiera concedido expresamente el delegante.".

----------


Beatriz Nicolás es licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.