lunes, 1 de septiembre de 2014

Vida fraterna en común



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una de las características esenciales de los institutos religiosos es la vida fraterna en común, regulada por el código canónico en su canon 607 en su punto segundo: "§ 2. Un instituto religioso es una sociedad en la que los miembros, según el derecho propio, emiten votos públicos perpetuos, o temporales que han de renovarse sin embargo al vencer el plazo, y viven vida fraterna en común".

Vida fraterna en comun en Derecho canonico

Los que se incorporan a los institutos religiosos se van a convertir en miembros del mismo, y mantendrán una vida fraterna en común con los demás miembros del mismo. La vida fraterna en común es considerada como una vida de unión con el instituto y sus miembros.

- Dimensiones de las que depende la vida fraterna en común


Hay que analizar cuatro dimensiones de las que depende la vida fraterna en común. Estas dimensiones son las siguientes:

+ Dimensión litúrgico-espiritual de la vida fraterna en común


El canon 663 se encarga de la dimensión litúrgico-espiritual de la vida fraterna en común:

"§ 1. La contemplación de las cosas divinas y la unión asidua con Dios en la oración debe ser primer y principal deber de todos los religiosos.

§ 2. En la medida de lo posible, los miembros participarán cada día en el Sacrificio eucarístico, recibirán el Cuerpo santísimo de Cristo y adorarán al Señor presente en el Sacramento.

§ 3. Dedicarán tiempo a la lectura de la sagrada Escritura y a la oración mental, celebrarán dignamente la liturgia de las horas según las prescripciones del derecho propio, quedando en pie para los clérigos la obligación de la que trata el c. 276 § 2, 3, y realizarán otros ejercicios de piedad.

§ 4. Tributarán un culto especial, también mediante el rezo del santo rosario, a la Virgen Madre de Dios, modelo y amparo de toda la vida consagrada.

§ 5. Observarán fielmente los tiempos anuales de retiro espiritual.".

+ Dimensión disciplinar de la vida fraterna en común


La dimensión disciplina de la vida fraterna en común hace referencia a todo lo relativo a los horarios, a los privilegios, a las condiciones, a los derechos. Además existe un reglamento que va ser el que de unas normas de cómo hay que vivir en la comunidad.

+ Dimensión económica de la vida fraterna en común


El canon 668 en su punto tres se encarga de la dimensión económica de la vida fraterna en común:

"§ 3. Todo lo que un religioso gane con su propio trabajo o por razón del instituto, lo adquiere para el instituto. Lo que perciba de cualquier modo en concepto de pensión, subvención o seguro, lo adquiere para el instituto, a no ser que establezca otra cosa el derecho propio.".

+ Dimensión penal de la vida fraterna en común


El canon 696 en su punto 1 se encarga de la dimensión penal de la vida fraterna en común:

"§ 1. Un miembro también puede ser expulsado por otras causas, siempre que sean graves, externas, imputables y jurídicamente comprobadas, como son: el descuido habitual de las obligaciones de la vida consagrada; las reiteradas violaciones de los vínculos sagrados; la desobediencia pertinaz a los mandatos legítimos de los Superiores en materia grave; el escándalo grave causado por su conducta culpable; la defensa o difusión pertinaz de doctrinas condenadas por el magisterio de la Iglesia; la adhesión pública a ideologías contaminadas de materialismo o ateísmo; la ausencia ilegítima de la que se trata en el c. 665 § 2, por más de un semestre; y otras causas de gravedad semejante, que puede determinar el derecho propio del instituto.".

----------


Beatriz Nicolás es licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.