domingo, 17 de agosto de 2014

Clases y tipos de instituciones de vida consagrada



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Código Canónico hace una clasificación de los distintos tipos de institutos de vida consagrada. En primer lugar por la aprobación y nivel de reconocimiento eclesial nos encontramos con los institutos de derecho diocesano y pontificio.

Monasterio en Armenia

- Tipos de institutos de vida consagrada


+ Instituto de vida consagrada de derecho pontificio o de derecho diocesano


El canon 589 se encarga de regular los mismos:

"Un instituto de vida consagrada se llama de derecho pontificio cuando ha sido erigido por la Sede Apostólica o aprobado por ésta mediante decreto formal; y de derecho diocesano, cuando, habiendo sido erigido por un Obispo diocesano, no ha recibido el decreto de aprobación por parte de la Sede Apostólica.".

Por lo tanto el canon hace una distinción de ambos dejando claro que son de derecho pontificio los que son aprobados por decreto formal de la Santa Sede y que son de derecho diocesano cuando aún no se ha obtenido el derecho de aprobación por la Santa Sede.

+ Institutos clericales o laicales


La segunda clasificación es por la presencia del orden sagrado hablando de los institutos clericales y los laicales. El canon 588 se ocupa de los mismos disponiendo que:

"§ 1. El estado de vida consagrada, por su naturaleza, no es ni clerical ni laical.

§ 2. Se llama instituto clerical aquel que, atendiendo al fin o propósito querido por su fundador o por tradición legítima, se halla bajo la dirección de clérigos, asume el ejercicio del orden sagrado y está reconocido como tal por la autoridad de la Iglesia.

§ 3. Se denomina instituto laical aquel que, reconocido como tal por la autoridad de la Iglesia, en virtud de su naturaleza, índole y fin, tiene una función propia determinada por el fundador o por tradición legítima que no incluye el ejercicio del orden sagrado.".

Por lo tanto va ser clerical aquel instituto en el que se den necesariamente las tres características siguientes:

. Que sea regido por los propios clérigos.

. Que la actividad que se realiza por su fin lleve además el ejercicio del orden sagrado.

. Que sea reconocido como un instituto clerical en el mismo momento de su aprobación.

Y va ser laical aquel instituto que en virtud de su naturaleza y fin va tener una actividad propia la cual no lleva el ejercicio del orden sagrado. También tiene que ser reconocido como instituto laical en el momento de su aprobación por la autoridad correspondiente.

+ Institutos contemplativos, apostólicos, caritativos o seculares


La tercera de las clasificaciones va ser por la forma de seguimiento, distinguiendo entre los institutos contemplativos, los institutos apostólicos, los institutos caritativos y los institutos seculares. El canon 577 se encarga de los mismos disponiendo que:

"En la Iglesia hay muchos institutos de vida consagrada, que han recibido dones diversos, según la gracia propia de cada uno: pues siguen más de cerca a Cristo ya cuando ora, ya cuando anuncia el Reino de Dios, ya cuando hace el bien a los hombres, ya cuando convive con ellos en el mundo, aunque cumpliendo siempre la voluntad del Padre.".

Por lo tanto del canon se va deducir que existen los siguientes institutos:

. Los institutos contemplativos: son aquellos que siguen más de cerca la oración de Cristo.

. Los institutos apostólicos: son aquellos que siguen a Cristo en el momento del anuncio del reino de Dios.

. Los institutos caritativos: son aquellos que están dedicados a obras de caridad, es decir se encargan de seguir a Cristo cuando se hace el bien al ser humano.

. Los institutos seculares: son aquellos que se encargan de seguir a Cristo en la convivencia con los hombres.

+ Institutos masculinos o femeninos


Otra de las clasificaciones es por razón del sexo distinguiendo entre los institutos masculinos y los institutos femeninos. El canon 606 se encarga de regular los mismos:

"Lo que se establece sobre los institutos de vida consagrada y sobre sus miembros vale con igual derecho para ambos sexos, a no ser que conste otra cosa por el contexto o por la naturaleza misma de la materia.".

Por lo tanto no existen diferencias entre hombres y mujeres en los institutos de vida consagrada a no ser que conste expresamente la existencia de otra cosa para alguno de los dos sexos, estas diferencias pueden venir dispuestas por el propio código canónico. Por ejemplo algunas de estas diferencias pueden ser las que se establecen en relación con las monjas en lo relativo a si podrán erigir un monasterio. El canon 609 en su punto 2 lo dispone:

"§ 2. Para erigir un monasterio de monjas se requiere además la licencia de la Sede Apostólica.".

Es decir, deja clara la expresión “monasterio de monjas”.

Por otro lado el canon 616 habla de la supresión de un monasterio de monjas, en su punto cuarto dispone que:

"§ 4. Corresponde a la Sede Apostólica la supresión de un monasterio de monjas autónomo, observando lo que prescriben las constituciones respecto a los bienes.".

----------


Beatriz Nicolás es licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.