miércoles, 9 de julio de 2014

La profesión de los consejos evangélicos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los consejos evangélicos son la castidad, la pobreza y la obediencia. Es necesario que todos los miembros de los institutos de vida consagrada realicen la asunción pública de todos estos consejos evangélicos.

Consejos evangelicos y derecho canonico

- Los consejos evangélicos, regulados en el código Canónico


En el código Canónico se van a regular cada uno de estos consejos ofreciendo una variedad de elementos como pueden ser además de los canónicos, los teológicos y bíblicos. Cada instituto va determinar cuál será el modo en el que va practicar estos consejos evangélicos.

- Obligación de los consejos evangélicos


El canon 598 habla de esta obligación disponiendo que:

"§ 1. Teniendo en cuenta su carácter y fines propios, cada instituto ha de determinar en sus constituciones el modo de observar los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia, de acuerdo con su modo de vida.

§ 2. Todos los miembros no sólo deben observar fiel e íntegramente los consejos evangélicos, sino también ordenar su vida según el derecho propio del instituto, y esforzarse así por alcanzar la perfección de su estado.".

- Regulación de la castidad


En primer lugar la castidad viene regulada en el canon 599. En particular este consejo evangélico no va permitir que se realicen modificaciones o particularidades en el mismo por parte de los institutos.

"El consejo evangélico de castidad asumido por el Reino de los cielos, que es signo del mundo futuro y fuente de una fecundidad más abundante en un corazón no dividido, lleva consigo la obligación de observar perfecta continencia en el celibato.".

- Regulación de la pobreza 


En segundo lugar la pobreza viene regulada en el canon 600:

"El consejo evangélico de pobreza, a imitación de Cristo, que, siendo rico, se hizo indigente por nosotros, además de una vida pobre de hecho y de espíritu, esforzadamente sobria y desprendida de las riquezas terrenas, lleva consigo la dependencia y limitación en el uso y disposición de los bienes, conforme a la norma del derecho propio de cada instituto.".

En este consejo evangélico sí que pueden surgir diferencias entre unos institutos y otros, siempre y cuando conservando lo esencial del mismo.

- Regulación del consejo evangélico de la obediencia


En tercer lugar la obediencia que viene regulada en el canon 601 dispone que:

"El consejo evangélico de obediencia, abrazado con espíritu de fe y de amor en el seguimiento de Cristo obediente hasta la muerte, obliga a someter la propia voluntad a los Superiores legítimos, que hacen las veces de Dios, cuando mandan algo según las constituciones propias.".

En este consejo evangélico por lo tanto también pueden establecerse diferentes grados de sumisión al mismo dependiendo del instituto de vida consagrada. Los superiores tendrán que ser los primeros en cumplirlo, porque si los súbditos ven que estos no lo hacen ellos no tendrán la obligación de obedecer.

----------


Beatriz Nicolás es licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.