sábado, 29 de marzo de 2014

Deberes del clérigo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Es importante estudiar y analizar el estatuto de los clérigos, por estatuto nos referimos al conjunto de derechos y de deberes que son reconocidos por el ordenamiento canónico. Hay que hacer mención a la espiritualidad propia del sacerdote diocesano.

Clerigos estudiando

En el código actual hay que hacer mención a dos aspectos que son fundamentales, estos aspectos son la consagración por la ordenación y la búsqueda de la santidad mediante el cumplimiento de las tareas que son propias del ministerio.

- Consagración por la ordenación


En cuanto a la consagración por la ordenación hay que atender al canon 276 el cual dispone que:

"§ 1. Los clérigos en su propia conducta, están obligados a buscar la santidad por una razón peculiar, ya que, consagrados a Dios por un nuevo título en la recepción del orden, son administradores de los misterios del Señor en servicio de su pueblo".

Por lo tanto se hablar de la obligación o deber de la búsqueda de la santidad a través de una razón peculiar.

El apartado segundo de este mismo canon trata de cómo alcanzar esta obligación disponiendo que:

"§ 2. Para poder alcanzar esta perfección:

. 1: cumplan ante todo fiel e incansablemente las tareas del ministerio pastoral;

. 2: alimenten su vida espiritual en la doble mesa de la sagrada Escritura y de la Eucaristía; por eso, se invita encarecidamente a los sacerdotes a que ofrezcan cada día el Sacrificio eucarístico, y a los diáconos a que participen diariamente en la misma oblación;

. 3: los sacerdotes, y los diáconos que desean recibir el presbiterado, tienen obligación de celebrar todos los días la liturgia de las horas según sus libros litúrgicos propios y aprobados; y los diáconos permanentes han de rezar aquella parte que determine la Conferencia Episcopal;

. 4: están igualmente obligados a asistir a los retiros espirituales, según las prescripciones del derecho particular;

. 5: se aconseja que hagan todos los días oración mental, accedan frecuentemente al sacramento de la penitencia, tengan peculiar veneración a la Virgen Madre de Dios y practiquen otros medios de santificación tanto comunes como particulares".

- Respeto y obediencia al Romano Pontífice


+ Cánones 273 y 283, sobre respeto y obediencia al Romano Pontífice


Otra de las obligaciones principales de los clérigos es mostrar respeto y obediencia al Romano Pontífice, es decir al Papa. También deberán de mostrarlo con respecto a su ordinario. El canon 273 así lo dispone:

Los clérigos tienen especial obligación de mostrar respeto y obediencia al Sumo Pontífice y a su Ordinario propio. Otra de las obligaciones es la de residencia en la diócesis no permitiendo la ausencia de la misma durante más de un mes a no ser que exista una licencia dada por el ordinario. El canon 283 la regula:

§ 1. Aunque no tengan un oficio residencial, los clérigos no deben salir de su diócesis por un tiempo notable, que determinará el derecho particular, sin licencia al menos presunta del propio Ordinario.

- Celibato


+ Canon 277 del Código Canónico, sobre el celibato


El canon 277 trata del celibato, es decir de la abstinencia a los actos sexuales. De esta manera se entrega libremente al servicio de Dios:

"§ 1. Los clérigos están obligados a observar una continencia perfecta y perpetua por el Reino de los cielos y, por tanto, quedan sujetos a guardar el celibato, que es un don peculiar de Dios mediante el cual los ministros sagrados pueden unirse más fácilmente a Cristo con un corazón entero y dedicarse con mayor libertad al servicio de Dios y de los hombres".

Es decir, según este canon el celibato va servir para que la entrega al servicio de Dios sea mucho más fácil, y la dedicación sea con mucha más libertad.

- Tareas propias del ministerio


En cuanto al cumplimiento de las tareas propias del ministerio hay que hacer mención a una serie de aspectos para que el cumplimiento sea lo más adecuado y correcto posible:

+ El apartado segundo del canon 276 trata sobre el alimento de la palabra de Dios y la eucaristía.

+ Tienen la obligación de participar en los retiros espirituales según el canon 276.

+ Es recomendable que recen mentalmente y que intervengan si es necesario en el sacramento de la penitencia y todos aquellos medios comunes.

+ Tienen que formarse permanentemente, tal y como establece el canon 279:

"§ 1. Aun después de recibido el sacerdocio, los clérigos han de continuar los estudios sagrados, y deben profesar aquella doctrina sólida fundada en la sagrada Escritura, transmitida por los mayores y recibida como común en la Iglesia, tal como se determina sobre todo en los documentos de los Concilios y de los Romanos Pontífices; evitando innovaciones profanas de la terminología y la falsa ciencia".

+ Tienen que cooperar con los demás clérigos y establecer relaciones fraternales. El canon 280 se encarga de regular esto: Se aconseja vivamente a los clérigos una cierta vida en común, que, en la medida de lo posible, ha de conservarse allí donde esté en vigor.

+ Tienen la obligación de vestir con el hábito eclesiástico tal y como dispone el canon 284: Los clérigos han de vestir un traje eclesiástico digno, según las normas dadas por la Conferencia Episcopal y las costumbres legítimas del lugar.

----------

Por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.