domingo, 12 de enero de 2014

El privilegio y la dispensa en el Derecho canónico



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Analizamos en esta ocasión la institución del privilegio y la dispensa en el Derecho canónico.

Dispensa Derecho canonico
P. Thomas Williams. Éste pidió la dispensa de su obligación sacerdotal para poder ocuparse de su hijo.

- El privilegio en el Derecho canónico


El privilegio en el Derecho Canónico es una figura que viene regulada por el Código Canónico en su canon 76, en el cual se establece que:

§ 1. El privilegio, es decir, la gracia otorgada por acto peculiar en favor de determinadas personas, tanto físicas como jurídicas, puede ser concedido por el legislador y también por la autoridad ejecutiva a la que el legislador haya otorgado esta potestad.

§ 2. La posesión centenaria o inmemorial hace que se presuma la concesión de un privilegio.

+ Privilegios odiosos o favorables


Antiguamente había que distinguir entre los privilegios odiosos y los privilegios favorables. Es lógico que cuando se habla de privilegio hay que hablar de favorable ya que sino no podría ser considerado como tal.

+ Privilegio: efectos de la renuncia


El canon 80 establece todo lo relativo a los efectos que produce renunciar a un privilegio, estableciendo que:

§ 1. Ningún privilegio cesa por renuncia, a no ser que ésta haya sido aceptada por la autoridad competente.

§ 2. Toda persona física puede renunciar a un privilegio concedido únicamente en su favor.

§ 3. Las personas individuales no pueden renunciar al privilegio concedido a una persona jurídica, o por razón de la dignidad del lugar o del objeto; ni puede la misma persona jurídica renunciar a un privilegio que le ha sido otorgado, si la renuncia redunda en perjuicio de la Iglesia o de otros.

+ Muerte y extinción del privilegio


Por otro lado el canon 81 hace referencia al momento de la muerte y la extinción del privilegio disponiendo que:

"No se extingue el privilegio al cesar el derecho de quien lo concedió, a no ser que lo hubiera otorgado con la cláusula a nuestro beneplácito u otra equivalente".

- La dispensa en el Derecho canónico


+ Definición de dispensa: canon 85 del Código Canónico


Por otro lado hay que hablar de lo relativo a las dispensas, el canon 85 las define estableciendo que: "La dispensa, o relajación de una ley meramente eclesiástica en un caso particular, puede ser concedida dentro de los límites de su competencia, por quienes tienen potestad ejecutiva, así como por aquellos a los que compete explícita o implícitamente la potestad de dispensar, sea por propio derecho sea por legítima delegación.".

Cuando hablamos de una dispensa hacemos referencia en que para un caso concreto la ley no se va aplicar, es decir se va producir una relajación de la misma. La ley no se va aplicar por la existencia de una causa que tiene que considerarse justa y razonable.

+ Leyes excluidas de la dispensa


Hay que tener en cuenta que existen una serie de leyes que no se consideran dispensables, leyes como las penales, las procesales y las leyes del orden público. Las leyes que están destinadas al derecho divino tampoco se pueden dispensar.

----------

Por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.