lunes, 13 de enero de 2014

El Derecho supletorio y la interpretación en el Derecho canónico



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Cuando se habla de derecho supletorio hay que hablar de las lagunas legales propiamente dichas, es decir aquellos supuestos en los que es difícil dictar sentencia ya que existe cierta laguna en el caso y no se puede decidir con claridad.

Derecho supletorio interpretacion derecho canonico

En estos supuestos hay que hablar de derecho supletorio y por lo tanto de la interpretación de las leyes. El canon 19 establece que: "Cuando, sobre una determinada materia, no exista una prescripción expresa de la ley universal o particular o una costumbre, la causa, salvo que sea penal, se ha de decidir atendiendo a las leyes dadas para los casos semejantes, a los principios generales del derecho aplicados con equidad canónica, a la jurisprudencia y práctica de la Curia Romana, y a la opinión común y constante de los doctores".

- Derecho supletorio en Derecho canónico


Hay que analizar este canon:

+ Cuando habla de leyes dadas para casos semejantes hace referencia a criterios de analogía, es decir de leyes que se aplican en casos que se considera que son parecidos. Hay que dejar claro que en el Derecho Penal no se puede aplicar la analogía.

+ Se puede acudir también a los Principios Generales del Derecho que hay que aplicarlos con la justa equidad canónica.

+ La jurisprudencia también se puede aplicar junto con la práctica de la curia romana.

+ La práctica de la curia romana puede ser definida como la repetición de los actos, es considerada como la praxis de los órganos administrativos.

De todo esto deducimos que en el Derecho Canónico cuando hay que acudir al Derecho Supletorio se va acudir a:

+ La analogía.

+ Los principios generales del derecho.

+ La jurisprudencia.

+ La práctica de la curia romana.

+ La opinión común y constante de los doctores.

- La interpretación de las leyes en Derecho canónico


Otro tema que va directamente relacionado con el derecho supletorio es la interpretación de las leyes. El canon 17 se encarga de regular la misma disponiendo que: "Las leyes eclesiásticas deben entenderse según el significado propio de las palabras, considerado en el texto y en el contexto; si resulta dudoso y obscuro se ha de recurrir a los lugares paralelos, cuando los haya, al fin y circunstancias de la ley y a la intención del legislador".

Es decir, queda claro que las leyes tienen que interpretarse según el sentido de sus propias palabras, en el supuesto de que este sentido no quede del todo claro es cuando hay que acudir a los supuestos análogos.

----------


Beatriz Nicolás es licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.