viernes, 10 de enero de 2014

La costumbre en el Derecho canónico



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Hay que saber diferenciar el valor que se le atribuye a la costumbre en el Derecho canónico, ya que es muy diferente del que tiene en el derecho español. En el derecho español a la costumbre se la da un valor como una fuente del derecho más. Se aplica subsidiariamente en defecto de ley aplicable.

Costumbre y Derecho canonico

- La costumbre, en Derecho canónico, y el valor de derogar la ley


Por otro lado en el ámbito del derecho canónico la costumbre va tener un valor de derogar la ley, va ser posible la existencia de una costumbre que sea contraria a la ley, cosa que es impensable en el Derecho Estatal.

+ En el ámbito del Derecho canónico no existe un Parlamento


Esto tiene su fundamento en el hecho de que en el ámbito del Derecho canónico no nos encontramos con la existencia de un Parlamento, por lo que van a tener mucha más importancia los fieles. El pueblo va poder crear derecho a través de la costumbre. Además van a poder oponerse a las leyes a través de la creación de costumbres que sean contrarias a las mismas.

- En Derecho canónico se recopilan la mayoría de usos y costumbre


La regla general siempre ha sido que las costumbres no se encontraran escritas. Pero en el derecho canónico sí que existen tomos en los que se recopilan la mayoría de usos y costumbres. No van a tener la consideración de costumbre aquellos usos que vienen dados por la Administración pública.

- El Código Canónico, sobre la costumbre


El canon 23 del Código Canónico establece que:

"Tiene fuerza de ley tan sólo aquella costumbre que, introducida por una comunidad de fieles, haya sido aprobada por el legislador, conforme a los cánones que siguen."

Este canon se estableció a raíz de que una serie de autores quisieran crear la idea de un Estado y de que únicamente era el poder del Estado a través de sus órganos los que pudieran crear derecho y por lo tanto costumbres.

- Clasificación de la costumbre en Derecho Canónico


Hay que clasificar la costumbre en el Derecho Canónico en:

+ Costumbre secundum legem


Aquella que es según la ley.

El canon 27 la regula: "La costumbre es el mejor intérprete de las leyes".

+ Costumbre pareter legem


Aquella que regula ámbitos que no están regulados por la ley. Es decir, ni contradice ni aplica la ley.

+ Costumbre contra legem


Aquella costumbre que es contraria a la ley. El Derecho Canónico va admitir la existencia de esta costumbre pudiéndose hablar de costumbres que son simplemente contrarias a las leyes, de costumbres que son contrarias a las leyes que prohíben costumbres, y de que costumbres que están claramente reprobadas.

----------

Por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.