viernes, 6 de diciembre de 2013

La sanación en la raíz como método de confirmación del matrimonio nulo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La sanación en la raíz es uno de los métodos para confirmar un matrimonio que es considerado nulo. Los contrayentes van a poder acudir a esta figura cuando su matrimonio es nulo y su intención sigue siendo la de contraerlo.

Sanacion raiz confirmacion matrimonio nulo

En la figura de la sanación en la raíz a diferencia de en la convalidación simple sí que va ser necesario la figura de la autoridad competente, esto es así ya que es considerado un acto de derecho público, por lo tanto la figura de la autoridad competente debe de estar presente para que dicho acto sea válido.

La sanación en la raíz se encuentra regulada por el Código de Derecho Canónico en el C. 1161, el cual establece que: "La sanación en la raíz de un matrimonio nulo es la convalidación del mismo, sin que haya de renovarse el consentimiento, concedida por la autoridad competente; y lleva consigo la dispensa del impedimento, si lo hay, y de la forma canónica, si no se observó, así como la retrotracción al pasado de los efectos canónicos".

La sanación en la raíz se va producir en aquellos casos de falta de forma del matrimonio o de impedimentos. Ante todo tiene que existir consentimiento para que pueda existir la figura de la sanación en la raíz. También va ser necesaria la perseverancia en el consentimiento como en el supuesto de la convalidación simple del matrimonio.

El C. 1164 dispone que: "La sanación puede también concederse ignorándolo una de las partes o las dos; pero no debe otorgarse sin causa grave".

Por otro lado El C. 1065.1 dispone que: “La sanación en la raíz puede ser concedida por la San Sede”. Pero también va poder ser concedida por el obispo diocesano tal y como apunta el apartado segundo al disponer que: “Puede ser concedida por el Obispo diocesano en cada caso, aun cuando concurran varios motivos de nulidad en un mismo matrimonio, cumpliéndose las condiciones establecidas en el c. 1125 para la sanación de los matrimonios mixtos; pero no puede otorgarla el Obispo si existe un impedimento cuya dispensa se reserva a la Sede Apostólica conforme al c. 1078 § 2, o se trata de un impedimento de derecho natural o divino positivo que ya haya cesado.”.

Si se produce la sanación del matrimonio, se van a retrotraer sus efectos al momento inicial de la celebración mismo.

----------


Beatriz Nicolás es licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.