jueves, 28 de noviembre de 2013

Violencia y miedo como presiones causa de nulidad de matrimonio



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Uno de los requisitos esenciales del consentimiento del matrimonio es que sea manifestado de manera libre, es decir no se permite que alguien contraiga matrimonio cuando se consiente el mismo de manera forzada. En este caso hablamos de nulidad de matrimonio.

Miedo matrimonio canonico

- Fundamento de la nulidad del matrimonio por violencia o miedo


Nulidad del matrimonio ya que la persona no contrae realmente porque quiere, sino porque existen una serie de presiones de naturaleza externa al sujeto, estas presiones se conocen como violencia o miedo. De esta forma el sujeto no es completamente libre y contrae matrimonio bajo ese miedo o violencia de que le pueda pasar algo a él o a un tercero.

- Clases de fuerzas externas


Podemos hablar de dos clases de fuerzas externas:

+ La fuerza física


Es una presión que se ejerce de forma material sobre tu propio cuerpo o los órganos del mismo.

+ La fuerza moral


En este caso la presión que se ejerce es psicológica o moral. Es decir el sujeto se ve en la “obligación” de contraer matrimonio si no quiere que algunos males con los que se le ha amenazado se produzcan.

En la fuerza física hablamos de violencia y en la fuerza moral hablamos de miedo, además se tiene que tratar de casos que sean irresistibles.

- La violencia, defecto del consentimiento


La violencia es considerada como un defecto del consentimiento, en este supuesto no hay consentimiento ya que se está manifestando por culpa de la violencia. En el supuesto del miedo se habla de vicio del consentimiento, es decir se quiere consentir pero no para contraer matrimonio, sino para evitar las consecuencias que se van a producir en el supuesto de que no se consienta.

La violencia la encontramos regulada en el Canon 1103 del Código Canónico en el que se establece que: "Es inválido el matrimonio contraído con violencia, la razón de ser esta nulidad es la ausencia absoluta del consentimiento matrimonial".

- El miedo y su regulación en el ordenamiento canónico


Por otro lado el miedo se encuentra regulado en el Canon 125.2 del Código Canónico en el que se establece que: "El acto realizado por miedo grave, injustamente inferido o por dolor es válido, a no ser que el derecho determine otra, pero puede ser rescindido por sentencia del juez, tanto a instancia de la parte lesionada, como de quienes le suceden en ese derecho ó de oficio".

El miedo es considerado una causa de anulabilidad en el Derecho positivo y como una causa de nulidad en el ámbito del Derecho canónico, es decir del Derecho natural.

----------

Artículo redactado por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.