miércoles, 27 de noviembre de 2013

La simulación del matrimonio canónico



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El consentimiento matrimonial tiene que ser emitido de forma sincera, esto quiere decir que entre la voluntad interna y la voluntad declarada de la persona que va contraer matrimonio tiene que ser igual. Por lo tanto en el supuesto de que estas dos voluntades no concuerden nos encontramos ante el supuesto de simulación del matrimonio canónico.

Simulacion matrimonio canonico

- Los supuestos de simulación del matrimonio canónico: situaciones excepcionales


Lo normal es que el matrimonio sea sincero, por ello cuando se dan supuestos de simulación nos encontramos ante situaciones excepcionales que es necesario que el ordenamiento canónico las regule y las tenga en cuenta para evitar que se produzcan.

El Código Canónico en su Canon 1101.1 establece que: "El consentimiento interno de la voluntad, se presume que está conforme con las palabras o signos empleados al celebrar el matrimonio".

Es decir, en primer lugar el ordenamiento canónico va establecer una presunción iuris tantum, esto es así porque sería muy laborioso investigar matrimonio por matrimonio y comprobar que ambas voluntades concuerdan.

El segundo apartado de dicho artículo establece una regulación para la simulación, indicando que: "Prevé la no concordancia entre voluntad interna, y la declaración de ese consentimiento, es decir, prevé que uno o los dos contrayentes simulen, pero si uno de los contrayentes o ambos, excluye con un acto positivo de la voluntad, el matrimonio mismo, o un elemento esencial del matrimonio, o una propiedad esencial contrae inválidamente".

- Supuestos de nulidad del matrimonio canónico por simulación


De este artículo se pueden extraer una serie de consecuencias, produciéndose la nulidad del matrimonio en dos supuestos:

+ Supuesto de simulación total del matrimonio


Es decir uno de los sujetos o ambos realmente no quieren contraer el matrimonio. Por este motivo se produce la nulidad del matrimonio, ya que sin consentimiento no hay matrimonio y en este supuesto no lo hay.

+ Supuesto de simulación parcial del matrimonio


Es decir el sujeto o sujetos aceptan el matrimonio pero con la exclusión de algún elemento esencial o propiedad del mismo. Es decir, quieren algo que realmente no coincide con lo que es un matrimonio canónico, se habla de un consentimiento que se encuentra viciado y por ello también nos encontraríamos ante un matrimonio nulo.

Lo que el ordenamiento canónico pretende proteger en todo momento es la esencia del matrimonio que debe de ser contraído aceptando todos y cada uno de sus elementos y propiedades esenciales, por lo tanto cuando se prueba o se descubre que esto no es así nos encontramos ante una simulación y por lo tanto la nulidad del matrimonio.

----------

Artículo redactado por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.