lunes, 18 de noviembre de 2013

Los efectos del matrimonio



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cuando dos personas contraen matrimonio producen una serie de efectos con respecto a si mismos. Estos efectos se encarga de regularlo el Código Canónico en sus diferentes cánones.

Matrimonio y Derecho canonico

- Cánones 1135 y 1136


+ Canon 1135


El Canon 1135 establece que: "Ambos cónyuges tienen igual obligación y derecho respecto a todo aquello que pertenece al consorcio de la vida conyugal". De esto podemos decir que los cónyuges van a tener obligaciones y derechos. La doctrina a lo largo de los años se ha encargado de regular los mismos estableciendo como derecho el acto conyugal, la procreación, la educación a los hijos en la comunidad conyugal y mantener el matrimonio para toda la vida.

+ Canon 1136


El matrimonio canónico va producir una serie de relaciones jurídicas entre las personas que lo contraen y también respecto a terceros como los hijos en cuanto a sus padres. De esta forma se regula la filiación. El Canon 1136 establece que: "Los padres tienen la obligación prevísima y el derecho primario de cuidar, en la medida de sus fuerzas, de la educación de la prole, tanto física, social y cultural como moral y religiosa”.

- Relación paterno-filial entre padres e hijos


Es decir surge una relación paterno-filial entre los padres y sus hijos. Esta filiación puede ser de dos tipos:

+ La filiación legítima


Surge cuando los hijos son habidos en el matrimonio. Ante esto existe la prueba de paternidad para comprobar si realmente el hijo proviene de este matrimonio. El C. 1138.1 establece que: "El matrimonio muestra quién es el padre a no ser que se pruebe lo contrario con razones evidentes".

+ La filiación ilegítima


Son ilegítimos todos aquellos hijos que han nacido fuera del matrimonio. De esta forma el C. 1138.2 establece que: "Se presumen legítimos los hijos nacidos al menos ciento ochenta días des pues de celebrarse el matrimonio o dentro de los trescientos a partir de la disolución de la vida conyugal". Por lo tanto quien no cumple esta presunción se entiende que es ilegítimo.

Si un hijo nace ilegítimo, es decir su filiación es ilegítima, va poder tener una filiación legítima mediante dos maneras o formas:

+ Contrayendo los cónyuges posterior matrimonio a este nacimiento.

+ Mediante un Rescripto emitido por la Santa Sede.

De esta forma un hijo ilegítimo pasa a ser legitimado y se le van a reconocer los mismos derechos que a uno legítimo, tal y como establece el C. 1140 al disponer que: "Por lo que se refiere a los efectos canónicos los hijos legitimados se equiparan en todo a los legítimos, a no ser que en el derecho se disponga expresamente otra cosa".

----------

Artículo redactado por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.