martes, 19 de noviembre de 2013

El dolo como causa de nulidad del matrimonio



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El dolo ha traído diversidad de opiniones y discusiones a lo largo de la historia. Al principio se le confundía como un error en la persona o en alguna cualidad de la persona. Finalmente se llegó a la conclusión de que el dolo en el matrimonio es una actitud engañosa con la cual se va inducir al contrayente a contraer matrimonio.

Dolo en el matrimonio y Derecho canonico

Es decir, si no existiera o mediara el dolo el matrimonio no se produciría. Por esto el dolo va provocar que el matrimonio sea considerado nulo. Hay que saber diferenciar cuando nos encontramos ante el error y cuando ante el dolo.

Para diferenciar estos dos términos hay que tener en cuenta que cuando se habla de error se habla de la propia persona que contrae matrimonio, es decir, el contrayente es el que produce el error en sí mismo. Por otro lado cuando se habla de dolo proviene de alguien ajeno o externo al mismo.

El C. 1098 del Código Canónico regula el dolo como causa de nulidad del matrimonio: "Quién contrae matrimonio engañado por dolo provocado para obtener su consentimiento acerca de una cualidad del otro contrayente, que por su naturaleza puede perturbar gravemente el consorcio de vida conyugal, contrae inválidamente".

- Requisitos para la existencia de dolo en el matrimonio


Se van a exigir una serie de requisitos para que exista dolo y provoque la nulidad:

+ El dolo tiene que ser antecedente


El dolo tiene que ser antecedente, es decir que el matrimonio se contraiga debido a él, si no existiera el dolo no habría matrimonio.

+ El dolo tiene que ser extrínseco


El dolo tiene que ser extrínseco, es decir tiene que provenir de una tercera persona o del otro contrayente, pero nunca de la propia persona.

+ El dolo tiene que ser directo


El dolo tiene que ser directo, esto quiere decir que se produce el engaño para que la persona engañada contraiga matrimonio, esta tiene que ser la única finalidad, la obtención del consentimiento matrimonial.

+ El dolo tiene que ser grave


El dolo tiene que ser grave, esto quiere decir que tiene que ser producido sobre la cualidad del otro contrayente y que esto provoque gravemente la vida conyugal.

Algunos ejemplos de dolo o engaño pueden ser simular que se está embarazada cuando no es así, hacer creer que se padece una grave enfermedad, etc. En todos estos supuestos el matrimonio sería declarado nulo. Eso sí, es necesario que se pruebe la existencia de todos y cada uno de los requisitos exigidos, ya que sino no podríamos hablar de nulidad del matrimonio.

----------

Por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.