viernes, 4 de octubre de 2013

El principio del "favor iuris" en el matrimonio



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El principio del Favor Iuris significa básicamente y tal y como lo expone el Código de Derecho Canónico “El matrimonio goza del favor del Derecho por lo que en la duda se ha de estar por la validez del matrimonio mientras no se pruebe lo contrario”.

Principio favor iuris

- Presunción iuris tantum a favor del matrimonio canónico


Esto significa que se realiza una presunción iuris tantum a favor del matrimonio canónico. Si no se prueba que el matrimonio no es válido lo seguirá siendo. Por lo tanto si una persona está dispuesta a conseguir que un matrimonio es nulo tiene que probarlo.

- Fundamentos del principio del "favor iuris"


Este principio del “favor iuris” tiene una serie de fundamentos como por ejemplo el hecho de que el matrimonio sea un sacramento, la existencia de una seguridad jurídica en todo momento y querer que el matrimonio sea una unión completamente estable.

- Plasmación del principio del "favor iuris" en el Derecho Canónico


A raíz de la existencia de este principio surgen en el Derecho Canónico una serie de aspectos:

+ Restricción respecto a la declaración de nulidad


Por ejemplo el hecho de instar una declaración de nulidad se va restringir únicamente a los cónyuges y a ciertas personas en casos muy especiales.

+ La figura del defensor del vínculo


Por otro lado aparece la llamada figura del defensor del vínculo, es una persona que siempre va estar en contra de la nulidad del matrimonio, y va defender la naturaleza y sacramentalidad del mismo.

+ La sanación en la raíz


Gracias a esto muchos matrimonios que son nulos van a poder volver a ser válidos. Todo ello siempre y cuando hayan sido nulos a causa de un impedimento formal.

A razón de esto los elementos de un matrimonio son los siguientes:

. Elementos personales.

. Elementos consensuales.

. Elementos formales.

+ El consentimiento matrimonial debe de perdurar en el tiempo


El consentimiento muestra que existe una concordancia entre dos voluntades: la interna y la externa de cada cónyuge.

----------

Artículo redactado por Beatriz Nicolás, licenciada en Derecho y redactora de artículos jurídicos.