lunes, 27 de mayo de 2013

Constitución de la República de 1931



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Artículo 1: España es una República democrática de trabajadores de toda clase que se organiza en régimen de libertad y de justicia.

 Cuestión religiosa.

Se marca un antes y un después ya que en el Art 3 se habla del principio de laicidad como principio informador básico. Con el principio de laicidad se proclama la separación absoluta entre la Iglesia y el Estado y la aconfesionalidad del Estado, es decir, el Estado español no tiene religión oficial.

Enuncia los principios de igualdad y no discriminación también en lo que atañe a la religión y somete a todas las confesiones sin distinción al derecho común. Esto supone un barapalo para la Iglesia ya que ésta en virtud del Concordato ya gozaba de personalidad jurídica en España y ahora se le exige a todas que se inscribieran en un registro especial y la no inscripción suponía que no se encontraban en el tráfico jurídico.

 Libertad de conciencia:

Reconoce la libertad de conciencia y en consecuencia el derecho a profesar o no cualquier religión.

Hay un sector de la doctrina que sostiene que esta Constitución promulga un principio de laicismo y no de laicidad y un ejemplo de esto es que se restringe las actividades públicas de culto al interior de los templos de cada confesión. Las manifestaciones públicas deberán ser autorizadas por el Estado.

Por otro lado, la Constitución prohíbe hacer declarar sobre las propias convicciones.

 Órdenes religiosas:

La Constitución en su propio texto disuelve aquellas confesiones religiosas que impongan un voto de obediencia al Papa y esto suponía ir en contra de la Compañía de Jesús.

Respecto a todas las órdenes religiosas:

1. El Estado puede nacionalizar sus bienes.

2. Se les prohíbe la posesión de mas bienes que los necesarios para su labor o subsistencia.

3. Se les prohíbe el ejercicio mercantil y de enseñanza.

4. Son sometidas al derecho común.

 Otras materias:

1. Se secularizan los cementerios.

2. Se constitucionaliza el divorcio.

3. Principio de unidad de fuero con el límite de la jurisdicción militar y la supresión de los tribunales de honor civiles y militares.

4. La enseñanza se enfoca como un servicio laico, público y único. La enseñanza primaria es gratuita y obligatoria.

5. Se reconoce a las Iglesias el derecho a enseñar sus respectivas doctrinas en sus propios establecimientos, con sujeción a la inspección del Estado.

6. Libertad de cátedra.

7. La condición de clérigo impide asumir los cargos de presidente de la república y de presidente del consejo de ministros.