viernes, 31 de mayo de 2013

Concordato con la Santa Sede de 1953



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Artículo 1: La religión católica, apostólica y romana sigue siendo la única de la nación española y gozará de los derechos y de las prerrogativas que le corresponden de conformidad con la Ley divina y el derecho canónico.

Los acuerdos de 1976 y 1979 con la Santa Sede no derogan el Concordato de 1953 pero sí lo modifica en su totalidad.

Un Concordato es un acuerdo internacional entre estados soberanos. Una parte de ella será la Santa Sede, que es quien tiene la personalidad jurídica internacional.

Los motivos que impulsaron su firma son 2:

1. Régimen franquista:

Trata de mejorar su imagen ante la opinión pública internacional. Obteniendo el visto bueno de la Iglesia, consigue el de Europa. El objetivo es presentar a España no como un país fascista sino como un estado confesional.

2. Santa Sede:

A cambio del reconocimiento de la legitimidad del régimen de Franco, obtiene la adopción por España de su modelo ideal de relaciones Iglesia-Estado, según los principios del Derecho Público Eclesiástico.

Este es uno de los motivos por los que el Estado adopta el principio de confesionalidad doctrinal.

 Orientación del Concordato.

La orientación del Concordato es muy canónica en concordancia con los principios del régimen. Gira en torno a los principios del Concilio Vaticano I.

Proclama que la religión católica, apostólica y romana sigue siendo la única de la nación española.

Se reconocen privilegios a la Iglesia:

- Reconocimiento de la jurisdicción eclesiástica.

- Exención de los clérigos y religiosos del sometimiento a la jurisdicción civil (privilegio de fuero).

- Sostenimiento de la Iglesia española con cargo al Estado.

- Reconocimiento de obligatoriedad y plena eficacia civil al matrimonio canónico y competencia exclusiva a la jurisdicción eclesiástica en las causas referentes a dicho matrimonio.

- Obligatoriedad de la enseñanza de la religión católica en todos los centros docentes.

- Garantía de la asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas.

En las cuestiones mixtas y en caso de conflictos de posturas prevalecerá el juicio de la iglesia porque se reconoce que el poder temporal está por debajo del espiritual. (hierocratismo).